mantenimiento-consolas

Como cuidar tu consola de videojuegos

Desde que compraste tu consola de videojuegos, sea cual sea, seguro nadie te ha dicho cómo debes darle los cuidados necesarios para que puedas usarla mucho tiempo más. No importa si es Xbox, WII, PlayStation o el mismo Nintendo 64 (reliquia, cabe destacar), todas las consolas de juego deben tener un trato específico para conservarlas y seguir jugando hasta que se te desgasten los dedos.

 

cuidar tu consola de videojuegos

 

 

Pasos para cuidar tu consola de videojuegos

1.- Cuida tus juegos: No dejes los discos dentro de la consola, lo correcto es que los guardes dentro de su cajita, así no se rayan dentro.

2.- Guarda tu consola de videojuegos: si vas a dejar de usar tu consola por un tiempo determinado, lo correcto es que la guardes en la caja donde vino, con todos los cables desconectados de ella para que no se doblen. Coge todos los discos, cables y otros dispositivos que se conecten a la consola y embálalos por separado. Guárdalo todo en un lugar que no tenga produzca humedad y a temperatura ambiente.

3.- Trata de mantener tu consola lejos de cosas magnéticas si contiene algún disco duro interno u otro disco de almacenamiento: con esto evitas que se pueda dañar el contenido del disco o borrarse por completo (juegos, información importante, entre otros).

4.- Evita que la consola se exponga al sol o a otro calor fuerte: Esto puede dañar la parte exterior de la misma y hacer que se derrita y a su vez hacer que se dañen componentes internos que son delicados. Lo mismo pasa con el frío. Trata de mantener tu consola de videojuegos a temperatura ambiente.

5.- Redobla las precauciones cuando cojas tu consola: si la dejas caer, se pueden dañar partes delicadas que interferirían con el desarrollo perfecto de la consola. Tampoco dejes caer controles ni otros dispositivos añadidos a ella.

6.- ¡Ni se te ocurra tocar el lente!: El lente es ese dispositivo que lee los discos de juegos que introduces a la consola. Si lo haces, dejará de funcionar correctamente y por ende, no podrás jugar más.

7.- No fumes cerca de tu consola: será inevitable que la consola “respire” el humo del cigarrillo, llevándola al recalentamiento y su posterior daño.

8.- No juegues por mucho tiempo: El uso excesivo de la consola de juegos también provoca recalentamiento. Déjala descansar y juega cuando ya esté fría.

 

¿Y tu? ¿Tienes algún truco para mantener tu consola? Cuéntanos todo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>